Avisar de contenido inadecuado

Hacedores de la voluntad del padre celestial

{
}

En el evangelio de este domingo    ( San Mateo 3, 13-17) aparece el Señor  Jesucristo cumpliendo la Voluntad del Padre Celestial. Se fue a bautizar con Juan el Bautista, humilde y sencillo   como

cualquier otro hombre.   Juan no quería bautizarlo . Pero el Señor le dijo: “Déjame hacerlo. Así es como vamos a cumplir con la voluntad de Dios” (Mateo 3,15). Y cuando lo hicieron, se oyó de repente la voz de Dios que decía: “Este es mi Hijo, el amado. Este es mi elegido”  (Mateo 3,17). De modo que el Señor cumplió con la voluntad de Dios, y asi agrado al Padre. Hemos sido llamados a agradar al Padre Celestial   y ¿como lo agradamos ? haciendo siempre su Voluntad, que es buEna y perfecta. A todo el que acepte y cumpla la voluntad de Dios, le  ira bien.   Que se haga su voluntad en mi vida es lo mejor que a mí me puede pasar, porque el plan que Él tiene para mí es mucho mejor que el que pueda yo tener, ya que Él es más sabio que yo y, además, está más interesado en mi felicidad que yo mismo. Dios es un Dios de amor  el es un Dios bueno    y compasivo  que desea el bien  yla paz de todos su hijos.   Cuando uno entiende esto, entonces la fe cambia, porque de “creer en Dios”, pasa a “creerle a Dios”. “Caminen por el camino que les señalo, y les irá bien” (Jeremías 7,23). Quien no sólo cree en Dios, sino le cree a Dios, lo hace.   SANTA   Teresa de Lisieux entendió bien esto. En efecto ella escribió: “Es mi paz cumplir siempre la santa voluntad de mi Jesús... Así vivo sin miedo, amo el día y la noche por igual”.

Vivir sin miedo... Ser felices... ¿Acaso no es precisamente esto lo que usted y yo deseamos...? La pregunta de hoy ¿Cómo descubro  la voluntad de Dios para mí? Haciendo las cinco cosas que hacía la madre del Señor  Jesús: Escuchar, ponderar, preguntar, confiar y, sobre todo, obedecer, que es lo mismo que decir sí. Dios es amor, y todo lo que Él desea para usted y para mí, todo lo que Él dispone y lo que Él permite es “para su bien” (Romanos 8,28).dice    TODAS  LAS COSAS  AYUDAN A BIEN DE LOS  QUE AMAN  A DIOS.  ¿Y quienes aman  a Dios?   los que  aceptan su Voluntad. Los que  obedecen  su palabra .LOS que siguen sus enseñanzas y mandamientos con fidelidad. los que han decidido dejar de vivir  una vida egocéntrica para vivir una  vida cristocentrica. Que han dejado de vivir solo para agradarse a si mismos para vivir una vida agradable a Dios, al Señor Jesucristo.

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Hacedores de la voluntad del padre celestial

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre