Avisar de contenido inadecuado

Francisco un joven renovado alegre y radical parte uno

{
}

Francisco  nació en  Italia,  en Asís (Italia), en el año 1182. Después de una juventud disipada en diversiones, se convirtió, renunció a los bienes paternos y se entregó de lleno a Dios.

Abrazó la pobreza y vivió una vida evangélica, predicando a todos el amor de Dios. Dio a sus seguidores unas sabias normas, que luego fueron aprobadas por la Santa Sede. Fundó una Orden de frailes y su primera seguidora mujer, Santa Clara que funda las Clarisas, inspirada por El. Ciertamente no existe ningún santo que sea tan popular como él, tanto entre católicos como entre los protestantes y aun entre los no cristianos. San Francisco de Asís cautivó la imaginación de sus contemporáneos presentándoles la pobreza, la castidad y la obediencia con la pureza y fuerza de un testimonio radical. 

Llegó a ser conocido como el Pobre de Asís por su matrimonio con la pobreza, su amor por los pajarillos y toda la naturaleza. Todo ello refleja un alma en la que Dios lo era todo sin división, un alma que se nutría de las verdades de la fe católica y que se había entregado enteramente, no sólo a Cristo, sino a Cristo crucificado.


francisco nació en Asís, ciudad de Umbría, en el año 1182. Su padre, Pedro Bernardone, era comerciante. El nombre de su madre era Pica. Tanto el padre como la madre de Francisco eran personas ricas. 
Pedro Bernardone comerciaba especialmente en Francia. Como se hallase en dicho país cuando nació su hijo, la gente le apodó "Francesco" (el francés), por más que en el bautismo recibió el nombre de Juan. 

En su juventud, Francisco era muy dado a las románticas tradiciones caballerescas que propagaban los trovadores. Disponía de dinero en abundancia y lo malgastaba en fiestas y borracheras. Ni los negocios de su padre, ni los estudios le interesaban mucho, sino el divertirse en cosas vanas que  el mundo ofrece.

Cuando Francisco tenía unos 20, estalló la discordia entre las ciudades de Perugia y Asís, y en la guerra, el joven cayó prisionero de los peruginos. La prisión duró un año, y Francisco la soportó alegremente. Sin embargo, cuando recobró la libertad, cayó gravemente enfermo. La enfermedad, en la que el joven probó una vez más su paciencia, fortaleció y maduró su espíritu. Cuando se sintió con fuerzas suficientes, determinó ir a combatir en el ejército de Galterío y Briena, en el sur de Italia. Con ese fin, se compró una costosa armadura y un hermoso manto. Pero un día en que paseaba ataviado con su nuevo atuendo, se topó con un caballero mal vestido que había caído en la pobreza; movido a compasión ante aquel infortunio, Francisco cambió sus ricos vestidos por los del caballero pobre. Esa noche vio en sueños un espléndido palacio con salas colmadas de armas, sobre las cuales se hallaba grabado el signo de la cruz y le pareció oír una voz
que le decía que esas armas le pertenecían a él y a sus soldados.(Dios lo estaba llamando a ser un soldado de la fe, y a ser un joven radical.Un joven que cambie el mundo)

Francisco partió a Apulia con el alma ligera y la seguridad de triunfar, pero nunca llegó al frente de batalla. En Espoleto, ciudad del camino de Asís a Roma, cayó nuevamente enfermo y, durante la enfermedad, oyó una voz celestial que le exhortaba a "servir al amo y no al siervo".(Dios lo estaba llamando a  servirlo a El.A ser un fiel  siervo de Dios.Todo joven que ore en serio a Dios ylepregunte Señor que quieres  que yo haga recibira una respuesta clara  del Padre.Dios nos habla d e muchas formas aveces en sueños.  ) El joven  Francisco  obedeció. Al principio volvió a su antigua vida, aunque tomándola menos a la ligera. La gente, al verle ensimismado, le decían que estaba enamorado. "Sí", replicaba Francisco, "voy a casarme con una joven más bella y más noble que todas las que conocéis". Poco a poco, con mucha oración,(dias enteros dedicados a meditar y orar y leer los santos evangelios)  fue concibiendo el deseo de vender todos sus bienes y comprar la perla preciosa de la que hablaba, El Evangeli
o.Dedicarse a servir a Dios al cien por cien.

Aunque ignoraba lo que tenía que hacer para ello, una serie de claras inspiraciones sobrenaturales le hizo comprender que la batalla espiritual empieza por la mortificación y la victoria sobre los instintos. Y esto se logra con mucho  ayuno yoracion. Paseándose en cierta ocasión a caballo por la llanura de Asís, encontró a un leproso. Las llagas del mendigo aterrorizaron a Francisco; pero, en vez de huir, se acercó al leproso, que le tendía la mano para recibir una limosna. Francisco comprendió que había llegado el momento de dar el paso al amor radical de Dios. A pesar de su repulsa natural a los leprosos, venció su voluntad, se le acercó y le dio un beso. Aquello cambió su vida. Fue un gesto movido por el Espíritu Santo, un acto radical. pidiéndole a Francisco una calidad de entrega, un "sí" que distingue a los santos de los mediocres.(Dios te llama a ser unvaliente seguidor deEl  no soloun mediocre responde a su llamado)

Después de este evento, Francisco frecuentaba lugares apartados donde se lamentaba y lloraba por sus pecados.(con seguridad que pasaba días en ayuno) Desahogando su alma fue escuchado por el Señor. Un día, mientras oraba, se le apareció Jesús crucificado. La memoria de la pasión del Señor se grabó en su corazón de tal forma, que cada vez que pensaba en ello, no podía contener sus lágrimas y sollozos.(Francisco busco al Señor en oración  y con humildad.El le rogaba a Dios que  limpiara y liberara  su alma. Que lo cambiara.  El  Señor se le apareció. Franciso fue impactado por esa vision. Al ver a Jesus en la  cruz, martirizado  y  sufriendo y agonizando y pagando un gran precio de  dolor por nuestros pecados.) Su decisión de ser un joven radical y  abandonar los placeres y deleites de este mundo fue mas firme que nunca.Esta experiencia lo fortalecio mas y mas. Busquemos a Dios en oracion yel nos dara hermosas experiencias y señales.

A partir de entonces, comenzó a visitar y servir a los enfermos en los hospitales. Algunas veces regalaba a los pobres sus vestidos, otras, el dinero que llevaba. El oraba por los enfermos. Compartia con ellos las enseñanzas de los santos evangelios., Les servía devotamente, porque el profeta Isaías nos dice que Cristo crucificado fue despreciado y tratado como un leproso. De este modo desarrollaba su espíritu de pobreza, su profundo sentido de humildad y su gran compasión. En cierta ocasión, mientras oraba a Dios a solas   en la iglesia de San Damián en las afueras de Asís, le pareció que el Señor  crucificado le repetía tres veces: "Francisco, repara mi casa, pues ya ves que está en ruinas". 

El santo, viendo que la iglesia se hallaba en muy mal estado, creyó que el Señor quería que la reparase; así pues, partió inmediatamente, tomó una buena cantidad de vestidos de la tienda de su padre y los vendió junto con su caballo. Enseguida llevó el dinero al pobre sacerdote que se encargaba de la iglesia de San Damián, y le pidió permiso de quedarse a vivir con él. El buen sacerdote consintió en que Francisco se quedase con él, pero se negó a aceptar el dinero. El joven lo depositó en el alféizar de la ventana. Pedro Bernardone, al enterarse de lo que había hecho su hijo, se dirigió indignado a San Damián. Pero Francisco había tenido buen cuidado de ocultarse.

Renuncia a la herencia de su padre 
Al cabo de algunos días pasados en oración y ayuno, Francisco volvió a entrar en la población, pero estaba tan desfigurado y mal vestido, que la gente se burlaba de él como si fuese un loco.(con seguridad estaba muy débil, pues había estado varios días ayunando.Buscando a Dios en la soledad. Su padre  Pedro Bernardone, muy desconcertado por la conducta de su hijo, le condujo a su casa, le golpeó furiosamente (Francisco tenía entonces 25 años), le puso grillos en los pies y le encerró en una habitación. (Todo aquel que quiere vivir solo paraCristo sufrira gran persecusion )(Los hombres carnales nunca entenderan a los hombres esprituales que quieren vivir  para agradar a Dios siempre los llamaran locos  fanaticos,etc.)Esto lo sabemos  bien los que hemos tenido padres que  se han opuesto a nuestro llamado. Y los que hemos sido castigados insultados y ridiculizados por nuestro Amor a Cristo.)

La madre de Francisco se encargó de ponerle en libertad cuando su marido se hallaba ausente y el joven retornó a San Damián. Su padre fue de nuevo a buscarle ahí, le golpeó en la cabeza y le conminó a volver inmediatamente a su casa o a renunciar a su herencia y pagarle el precio de los vestidos que le había tomado. Francisco no tuvo dificultad alguna en renunciar a la herencia, pero dijo a su padre que el dinero de los vestidos pertenecía a Dios y a los pobres.

 Su padre le obligó a comparecer ante el obispo Guido de Asís, quien exhortó al joven a devolver el dinero y a tener confianza en Dios: "Dios no desea que su Iglesia goce de bienes injustamente adquiridos". Francisco obedeció a la letra la orden del obispo y añadió: "Los vestidos que llevo puestos pertenecen también a mi padre, de suerte que tengo que devolvérselos". Acto seguido se desnudó y entregó sus vestidos a su padre, diciéndole alegremente: "Hasta ahora tú has sido mi padre en la tierra. Pero en adelante podré decir: “Padre nuestro, que estás en los cielos”.' Pedro Bernardone abandonó el palacio episcopal "temblando de indignación y profundamente lastimado". 

El Obispo regaló a Francisco un viejo vestido de labrador, que pertenecía a uno de sus siervos. Francisco recibió la primera limosna de su vida con gran agradecimiento, trazó la señal de la cruz sobre el vestido con un trozo de tiza y se lo puso.(Francsico era humilde)

Llamado a la renuncia y a la negación
Enseguida, partió en busca de un sitio conveniente para establecerse. Iba cantando alegremente las alabanzas divinas por el camino real, cuando se topó con unos bandoleros que le preguntaron quién era. El respondió: "Soy el mensajero del Gran Rey". Los bandoleros le golpearon y le arrojaron en un foso cubierto de nieve. Francisco prosiguió su camino cantando las divinas alabanzas.(El era sabio, el sabiaque hay poder en la alabanza,e l conocia las verdades de laBiblia y sabia que   cuando cantamos y oramos en medio de las pruebas Dios  viene en nuestra ayuda.En Hechos 16 los apostoles fueron golpeados y metidos en una carcel  y alli empezaron a cantar (y no a quejarse) Entonces Dios  vino y  los libero por medio de un   gran milagro.Dios responde a las alabanzas sinceras de sus hijos.)) En un monasterio obtuvo limosna y trabajo como si fuese un mendigo. Cuando llegó a Gubbio, una persona que le conocía le llevó a su casa y le regaló una túnica, un cinturón y unas sandalias de peregrino. 

Para reparar la iglesia, fue a pedir limosna en Asís, donde todos le habían conocido rico y, naturalmente, hubo de soportar las burlas y el desprecio de muchos.(un joven valiente, muchos quizas le dijeron fanatico, loco,etc. eso no le desanimo.El estaba siendo obediente a la voluntad de Dios. A Jesus su familiares también lo llamaron loco.Todo joven que quiera ser radical enfrentara oposicion.satanas tratara de usar gente para que nos desanimemos. No debemos claudicar debemos orar  y pedir  fuerzas al Señor Amigo si estas bajo  ataque lee Jeremias cap uno al cap 17 seran de gran ayuda para  tu vida.) El mismo se encargó de transportar las piedras que hacían falta para reparar la iglesia y ayudó en el trabajo a los albañiles. Una vez terminadas las reparaciones en la iglesia de San Damián, se trasladó a una capillita llamada Porciúncula.

La Porciúncula se hallaba en una llanura, a unos cuatro kilómetros de Asís y, en aquella época, estaba abandonada y casi en ruinas. La tranquilidad del sitio agradó a Francisco

Francisco la reparó y fijó en ella su residencia. Ahí le mostró finalmente el cielo lo que esperaba de él, el día de la fiesta de San Matías del año 1209. 
En aquella época, el evangelio de la misa de la fiesta decía: "Id a predicar, diciendo: El Reino de Dios ha llegado... Dad gratuitamente lo que habéis recibido gratuitamente... No poseáis oro ... ni dos túnicas, ni sandalias, ni báculo ...He aquí que os envío como corderos en medio de los lobos..." (Mat.10 , 7-19). Estas palabras penetraron hasta lo más profundo en el corazón de Francisco y éste, aplicándolas literalmente, regaló sus sandalias, su báculo y su cinturón y se quedó solamente con la pobre túnica ceñida con un cordón. Tal fue el hábito que dio a sus hermanos un año más tarde: la túnica de lana burda de los pastores y campesinos de la región. Vestido en esa forma, empezó a exhortar a la penitencia con tal energía, que sus palabras hendían los corazones de sus oyentes. Cuando se topaba con alguien en el camino, le saludaba con estas palabras: "La paz del Señor sea contigo". 

Dones extraordinarios
Dios le había concedido ya el don de profecía y el don de milagros. Cuando pedía limosna para reparar la iglesia de San Damián, acostumbraba decir: "Ayudadme a terminar esta iglesia. Un día habrá ahí un convento de religiosas en cuyo buen nombre se glorificarán el Señor y la universal Iglesia". La profecía se verificó cinco años más tarde en Santa Clara y sus religiosas. Un habitante de Espoleto sufría de un cáncer que le había desfigurado horriblemente el rostro. En cierta ocasión, al cruzarse con San Francisco, el hombre intentó arrojarse a sus pies, pero el santo se lo impidió y le besó en el rostro. El enfermo quedó instantáneamente curado. San Buenaventura comentaba a este propósito: "No sé si hay que admirar más el beso o el milagro".(un acto de compasion, de un corazón que estaba lleno de amor y del Espiritu Santo.Recordemos que Jesus sentía mucha compasion por los que sufren y esa compasión lo llevaba a orar por ellos y hacer  milagros y sanidades.)(Cuando Dios nos  use  nunca nos olvidemos de  darle siempre toda la gloria y  alabanzas al Señor.Que El sea exaltado.nunca busquemos autoexaltarnos. Cuidado con el pecado de orgullo espiritual.)

Amigo comparte este bloog con otros jovenes se generoso y escribenos. muchas gracias jose carlos paz.tu servidor. lee la  segunda  parte de este  estudio   y sigue las   lecciones que te damos e n este blog. Dios te guiara y ayudara.

{
}
{
}

Comentarios Francisco un joven renovado alegre y radical parte uno

gracias me emociona mucho leer la vida deeste joven radical.Yo quisiera ser com el. Que Dios me de fueza y valor para  ser un joven fiel y dejar  las cosas que mas me atraen  del mundo.
jose velez jose velez 20/03/2011 a las 19:17

Deja tu comentario Francisco un joven renovado alegre y radical parte uno

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre